Consejos para mantener suAire Acondicionado

Con la llegada del calor intenso también aumenta el uso del aire acondicionado. Para evitar inconvenientes, aquí les dejamos algunos consejos útiles de mantenimiento tanto para splits como para los antiguos equipos compactos o de ventana.

* Revise períodicamente los filtros de aire; su estado depende de las condiciones de uso, es decir que debe considerar factores tales como si el equipo está ubicado en un dormitorio, el espacio se encuentra alfombrado, su casa está ubicada en una calle de tierra, etc.

* Hay marcas de equipos que poseen una luz testigo que indica cuándo limpiarlos; si no es así, conviene hacerlo cada dos meses.

* Antes del comienzo de cada temporada es importante que un técnico revise en forma general la unidad y se chequee la carga de gas refrigerante, que inspeccione las tuberías, aislaciones de las mismas y circuito eléctrico.

* Para prolongar la vida útil del equipo y reducir el consumo de energía, es necesario mantener la temperatura en 24°C ó 25 °C: a menor temperatura, mayor es el esfuerzo de la unidad y su consumo.

* La función Sleep del split es ideal para las horas de sueño porque disminuye el funcionamiento del equipo y, por lo tanto, su desgaste. ¡Aprovechala!

Consejos para alargar la vida de tu lavadora

El cuidado y mantenimiento de la lavadora debe comenzar desde el primer momento en que este aparato llega a la casa. Por eso, es muy importante elegir el lugar adecuado para el mismo.

El ambiente de la casa elegido no debe ser muy húmedo, debe contar con un piso firme y con una ficha para enchufarlo en perfectas condiciones, y con toma a tierra. No se recomienda utilizar alargadores o prolongadores para conectar el aparato.

Si ningún ambiente reúne estas características, será mejor remodelar alguno antes de instalar la lavadora.

Limpieza de filtros de la lavadora

La mayoría de los lavarropas posee dos filtros. Uno que filtra el agua que entra y otro, que generalmente se encuentra en la parte delantera del aparato, filtra el lavado. Ambos deben ser revisados periódicamente para comprobar que se encuentren limpios; solo basta con retirar y quitar la suciedad. Generalmente, las impurezas se eliminan fácilmente colocando debajo de un chorro de agua.

Para el primer filtro, que es el que se encuentra en la toma de agua, deberemos cerrar la llave de paso, retirar la manguera y luego la rejilla que hay en su interior, lavarlo y volverlo a colocar. Esta rejilla impide que entren impurezas que el agua puede acarrear dentro del lavarropas.

El otro filtro es el que retiene la suciedad del agua que se utiliza para lavar, y son las que generalmente se desprenden de la ropa que estamos lavando; es muy común encontrar hilos, pequeños papeles, piedrecitas, etc.